Publicidad:
La Coctelera

ENIGMATIKA

Blog para interesados en la historia no oficial del S. XX/XXI, que buscan respuestas a dudas y hechos enigmáticos desde una nueva perspectiva. That is, thinking men and women who question dogma, propaganda and political orthodoxy.

24 Septiembre 2014

INTERVENCIONISMO USA, DATOS Y OTRAS COSAS

Los USA han comenzado a bombardear posiciones de el llamado “Estado Islámico” en Siria. Lo ha hecho, según dicen, informando a Damasco pero sin la autorización de la ONU. Bueno, eso nunca ha sido un problema, la ONU es un fiasco desde su fundación. Israel y los USA siempre se han pasado a la ONU y sus disposiciones por el “Arco del Triunfo”. Otro paso adelante de los USA y seguramente otro desastre ya que la aviación allana el camino, pero no acaba con el enemigo. Hay que entrar por tierra. Quizás no es ese el objetivo de los USA sobre un enemigo que hace menos de un año nadie conocía y hoy es el enemigo número 1 del mundo, según los USA, claro. Estoy casi seguro que el objetivo es tener presencia en Siria, como los USA están haciendo en África con la excusa del ébola, enviando tropas. ¿No será por el poderío chino en el continente negro que va en aumento?.

La catástrofe en Irak después de tantos años es de antología. Derribar a Sadam Hussein por supuesta posesión de “armas de destrucción masiva” que parece que nadie encontró, abrió la Caja de Pandora. La excusa del 11/S para quedarse con el petróleo iraquí es burda, pero ha colado gracias a los grandes medios de comunicación que ayudan sin titubear. Los árabes no son unos monaguillos, eso no lo discuto, pero tengo claro que no representaban ningún problema para el mundo hasta la crisis del petróleo de 1972. Nadie los consideraba ni de una forma ni de otra, éramos indiferentes a ellos y ellos estaban en sus países indiferentes a nosotros. Alguien ha espoleado a esa gente ¿Quién ha podido convertir a los árabes en los grandes enemigos de todos? ¿Quién o quienes han trasladado su problema a los demás para involucrarnos? ¿Ha quien beneficia todo esto? Piensen... Ya lo dijo Churchill que al final de su vida tuvo la delicadeza de admitir algunos errores, Palestina era un “hell-disaster” (desastre infernal). Para los USA, Irak es un “hell-disaster” también.

En los USA hay un debate muy caliente, pero poco fructífero sobre ¿qué ha ido mal en Irak? Yo me pregunto que cómo es posible que el pueblo, lo que los romanos llamaban SPQR (Senatus Populusque Romanus), no se levanta en rebelión cuando se han demostrado las mentiras sobre las “armas de destrucción masiva”, o las falsas conexiones de Sadam con Osama Ben Laden y el 11/S? ¿Cómo permitieron que pasará? ¿Y cómo no se pudo planificar las secuelas de la guerra? Y hoy el congreso USA aprueba por casi unanimidad el permiso para bombardear de nuevo, esta vez en territorio sirio. Dicho y hecho... Creo que la única lección que han aprendido los USA, es que no han aprendido nada.

La falta de interés por la historia les lleva aun infierno tras otro. Nadie ha leído sobre la insurgencia o rebelión iraquí contra la ocupación británica en 1920, ni la brusca y terrible reacción de Churchill contra ellos que fue un desastre. Ni siquiera aparece para los soberbios USA el general romano Craso, un hombre muy rico que pidió ser emperador tras haber conquistado Macedonia y que se dirigió vengativamente para destruir Mesopotamia. En un lugar del desierto cerca del río Eufrates, los ancestros de los actuales iraquíes, aniquilaron las legiones, le cortaron la cabeza a Craso y la enviaron a Roma llena de oro... Hoy hubiesen enviado una filmación de la decapitación o lo hubiesen subido a YouTube directamente.

Un hombre como Tony Blair que en otras circunstancias no hubiese sido más que un pequeño abogado picapleitos en un pueblo perdido de Inglaterra, debería haber sido juzgado por su mezquindad y su ayuda en el desastre. En vez de ello, siempre presumió de haber llevado la paz al conflicto Árabe-Israelí, donde él hizo mucho por exacerbarlo. Hombres como Bush o Blair olvidan la historia y sus lecciones. Mirando estadísticas históricas se aprende también de que se equivocaron totalmente. Los soldados muertos o desaparecidos en la corta guerra de Irak fueron un total de 3.978. Y eso que contaban con tecnología, aviación y medios, ni soñados en la II Guerra Mundial, además de un enemigo de pacotilla. En el desembarco de Normandía fueron 3.384 y muy lejos de las bajas británicas en Arnhem 1.200. El total de civiles muertos en el día del desembarco de Normandía fue de más de 3.000! Otro ejemplo. Toda la fuerza expedicionaria británica en Francia en 1940 hasta Dunkerke perdió 11.014 hombres tras varios meses de lucha. Los británicos caídos en Irak, 176, es casi la misma cifra de británicos caídos en la Batalla de las Ardenas, unos 200. El número de heridos USA en Irak, 29.395 es nueve veces mayor que los heridos en el desembarco de Normandía, 3.184 y mas de cuarto del total de los heridos en toda la guerra USA-Corea (1950 a 1953), 103.284.

Las bajas civiles iraquíes nos permiten una comparación más cercana a la II Guerra Mundial para entender el desastre de Irak. Incluso si aceptamos las cifras más bajas de muertos civiles iraquíes, que pueden ir entre los 350.000 y el millón, esas cifras empequeñecen el número de civiles británicos muertos por los bombardeos alemanes sobre Inglaterra de 1940, 6.000, y sobrepasan el total de civiles muertos durante toda la guerra, 60.595 y 86.182 heridos (1940-1945). Ese peaje de muertos civiles supera con creces a todos los caídos británicos, militares y civiles, de toda la II Guerra Mundial, 265.000 y 277.000 heridos. Las estimaciones mínimas de iraquíes caídos es de seis o siete veces el bombardeo de Dresde o más terrible, como dos Hiroshimas.

Todo esto es verdad. Pero a pesar de ellos, no sólo los USA disponen de cientos de bases militares en el extranjero, sino que envían a su ejército a tierras del Islam. Y han hecho eso sólo con el estímulo de Israel, cuyos datos de inteligencia falsos sobre Irak han sido discretamente olvidados por los que tomaron las decisiones de atacar, mientras sueltan lágrimas de cocodrilo por los cientos de miles de muertos iraquíes. El prestigio militar americano que pudo existir, se ha desvanecido con esta y otras guerras pasadas y en curso. La historia  vuelve a hablar. Se calcula que hay en tierras musulmanas unas 22 veces más tropas occidentales que durante las Cruzadas del siglo 11 y 12. La pregunta es ¿Qué hacen exactamente allí? ¿Es por el petróleo? ¿Por la democracia? ¿Por Israel? ¿Por temor a “armas de destrucción masiva”? ¿Por grupos islamistas? o ¿Por temor al Islam?.

Esa presencia, esa soberbia, ese poder, ese rechazo continuo a aprender de la historia y su terror espoleado por alguien al Islam, está llevando a los USA a ese abismo. Y mientras no dejen solos a los árabes, está situación solo puede agravarse. Es posible que no haya una conexión directa en entre Islam y “terror”, pero sí la hay directa entre ocupación de tierras árabes y “terror”. Los árabes nunca serán demócratas, estúpida y mentirosa excusa para intervenir, ya que no está en su ADN. Son teocracias, como Israel, y eso no hay quien lo cambie y seguramente no hay necesidad de cambiarlo siempre que permanezcan en sus países.

Aún recuerdo que Barak Hussein Obama recibió el Premio Nobel de la Paz, por anticipado...

servido por Felipe 2 comentarios compártelo

21 Septiembre 2014

LA IGLESIA DE LA GUARNICIÓN

Cada vez que he dado clases en Alemania y en Berlín concretamente durante estos últimos 10 años, me ha gustado visitar los lugares históricos de la Alemania del III Reich. Aún quedan edificios en pie, como el Luftministerium hoy sede del ministerio de finanzas, o lugares donde estuvo algún edificio emblemático como la nueva cancillería, hoy desaparecida o el “Führerbunker” enterrado hoy en el jardín de un conjunto de casas de vecinos. Las calles de Berlín y muchos de sus edificios de aquella época aún muestran las huellas de los bombardeos y combates en la terrible “última batalla” de 1945. Uno de los lugares que me gusta visitar es no sólo Wansee y sus lagos magníficos, sino Potsdam, al suroeste de Berlín a muy pocos kilómetros.

Potsdam es la capital del estado de Brandenburgo y está situada a orillas del río Havel. Fue la ciudad-residencia de los reyes prusianos y tras la unificación, la del Kaiser hasta 1918. Incluye varios palacios entre ellos el Schloss Sanssouci de visita obligada y el Cecilienhof donde se celebró la Conferencia de Potsdam tras la II Guerra Mundial. Es una ciudad muy agradable para pasear y meditar lo importante que fue para la historia de Alemania. Por ello, los edificios no son sólo ladrillos, cemento y hormigón, tienen un sentido y explican algo. Y no tengamos dudas sobre ello y en el caso de Potsdam es muy claro. Hay una disputa en Alemania por los planes de reconstruir la famosa Garnisonkirche, o Iglesia de la Guarnición, donde se celebró el día de Potsdam el 23 de Marzo de 1933, en el que Hitler recibió el poder de manos de Paul von Hinderburg. La ceremonia fue espectacular con un coro de Wagner interpretando “Los Maestros Cantores de Nuremberg”. Esa jornada ha sido conocida en la historia como “El Día de Potsdam”.

No hablo de una iglesia cualquiera en cualquier pueblo de Alemania. Por ello, en un país tan mediatizado y sometido como Alemania hay acalorados debates de si es bueno o no su reconstrucción, ya que la iglesia sobrevivió a la guerra con algunos desperfectos y fue derribada por los comunistas, puesto que Potsdam quedaba en su área de influencia. La iglesia para unos está ligada a Hitler y la subida de los nacionalsocialistas al poder y para otros es mucho más que eso ya que es una parte de la historia del país puesto que fue la iglesia de la familia real prusiana, Bach tocó el órgano en la misma y los reyes de Prusia y el mismo Federico el Grande, estaban enterrados allí. Algunos detractores dicen que “esa iglesia es el símbolo de la maldad. Es el lugar en el que el III Reich nació”. Una idiotez de tomo y lomo, evidentemente.

Como he dicho antes, la iglesia fue parcialmente dañada por la RAF en 1945 y destruida totalmente por los dinamiteros comunistas de la Alemania del Este en 1968. Sin embargo, se ha logrado reunir el dinero para su reconstrucción y ya ha sido puesta la primera piedra. El profesor Dr. Wolfgang Huber, un antiguo obispo de Berlín-Brandenburgo y presidente del comité al cargo de la reconstrucción dice claramente que “Esta es una de las más extraordinarias iglesias del barroco y al mismo tiempo es un lugar controvertido. Nos enfrentamos con las ambigüedades de la historia de Alemania de forma directa en este lugar, más que en ningún otro. Para mi es un lugar muy importante para trabajar la paz y la reconciliación”. El Dr. Huber quiere que la iglesia muestre que los nuevos edificios pueden surgir de las cenizas. Dentro habrán exposiciones sobre el pasado de Alemania.

Cuando se demolió la iglesia en 1968, el líder comunista de la República Democrática Alemana, Walter Ulbricht, consideró que la iglesia no encajaba en la concepción atea de la utopia socialista que él creía construir en la Alemania del Este. Hoy, el Dr. Huber cree que la reconstrucción de la iglesia será una victoria sobre los destructores “dejar el lugar vacío querría decir el dar la victoria al Dr. Goebbels, que orquestó el “Día de Potsdam” y darle la victoria a Walter Ulbricht”. Bueno, eso dice el Dr. Huber, algo hay que decir y que encaje con lo “políticamente correcto” en un país que no es ni sombra de lo que fue...

El debate es complejo para la mentalidad alemana de hoy. Y se basa en que en una iglesia donde se celebró un acto no sagrado debe ser reconstruida o no. Pero también es un asunto de clase y dinero en la nueva Alemania. Potsdam fue una vez una ciudad desaliñada y olvidada en la Alemania del Este. Su esplendor barroco con sus cúpulas y agujas que sombreaban el lago, fueron destruidas o abandonadas y no había nostalgia alguna en devolverle su esplendor de antaño. Con la caída del comunismo se convirtió en un reclamo para el dinero, un excelente dormitorio para los ricos de Berlín. Las casas en el lago que habían sido pisos para la gente corriente bajo el comunismo, fueron recompradas y reconvertidas en las casas de lujo de antes de la guerra de los super-ricos.

Algunos de los residentes del Potsdam comunista lo piensan así. Se sienten excluidos y dicen que no quieren que vuelva el comunismo, pero se sienten excluidos y han perdido el derecho a vivir en esa zona que, bajo las condiciones del mercado libre, son para el 0,5% de la sociedad. Dicen que la gente normal vivía allí y ahora nadie puede vivir en esa zona. Es una zona para millonarios. Este no es un sentimiento tan extraño en la zona este de Alemania. Hay unos pocos que desean regresar al comunismo, pero también hay gente que no se sienten en casa en la nueva Alemania. Y lo que concierne a la Iglesia de la Guarnición les toca el nervio directamente.

Algunos discuten de cómo Alemania mira a su pasado. Creen que tratan de recrear la Alemania de antes de que los nacionalsocialistas y los comunistas la destrozasen, creando un Potsdam muy bonito para turistas y nuevos vecinos con mucho dinero. También se dice que la población tiene el sentimiento de que este proyecto de reconstrucción está hecho por gente que cree tener una idea mejor de cómo debería de ser Potsdam hoy. Lo ven como un plató cinematográfico, donde nada fue destruido, pretendiendo que la II Guerra Mundial nunca sucedió y eso no les gusta.

Creo que es una idea excelente la reconstrucción de la Iglesia de la Guarnición, como lo fue el reconstruir la Abadia de Montecassino después de la guerra. Es evidente que el edificio será nuevo y sin la pátina de la historia en sus nuevas piedras, pero lo que simboliza para Alemania debe ser respetado y eso incluye a Hitler y al desastre comunista. Lo contrario es hacer creer que nada de esto existió y eso es absurdo, además de una inmoralidad para las generaciones venideras.

servido por Felipe sin comentarios compártelo

16 Septiembre 2014

DISCUTIR LOS DOGMAS ¿SI O NO?

Acabo de leer que Grecia castigará con prisión a cualquiera que niegue el Holocausto e impondrá penas muy duras por el llamado “discurso del odio”, en su nueva normativa jurídica de reciente aparición. Otro país que cae y es la cuna de la civilización greco-romana ¡nada menos! Me gustaría saber qué ha motivado la aparición de estas leyes en ese país. Según se dice negar el Holocausto es una acción de estafadores, locos o fascistas. No lo sé, la verdad. Sin embargo, sí sé que si hay algo más estúpido en la actualidad que eso, es el imponer prohibiciones que conviertan la duda o negación del Holocausto en un “crimen de pensamiento”.

Negar el Holocausto es un crimen en casi veinte países, muchos de los cuales son miembros de la Unión Europea, con Francia y Alemania a la cabeza de la aplicación de esta ley. En Inglaterra ya hace tiempo que se rechazó el convertir la “Negación del Holocausto” en un crimen específico. ¡Pero cuidado! la pléyade de leyes en Inglaterra contra el “discurso del odio” y el lenguaje ofensivo, hacen que sea muy fácil para las autoridades británicas el poner fuera de la ley a los negadores del Holocausto en la práctica, como la prohibición impuesta estos días contra el humorista francés Dieudonne M’Bala M’Bala. Inglaterra es un país pervertido por las prohibiciones y control continuo sobre sus ciudadanos, excepto que seas extranjero del tercer mundo...

Surge la pregunta rápidamente a la vista de lo expuesto ¿por qué todas esta medidas poniendo fuera de la ley la “Negación del Holocausto” se pone en el primer lugar de las ofensas y crímenes en nuestra sociedad actual? Un hecho claro es que muchos países no han tenido este tipo de leyes hasta los años 90’s y eso me hace ver que eso tiene que ver más con la política contemporánea que con posibles sucesos históricos. En medio de las incertidumbres de la Posguerra Fría, es llamativo el situar el “Nunca Más” contra nazis y un puñado de negadores del Holocausto y eso le da una oportunidad a los políticos europeos de hacer un frente común de las fuerzas del Bien contra las de la Maldad. La visión moral que tiene esta forma de actuar se proyecta también en la política internacional, como por ejemplo cuando los gobiernos occidentales hablan de los “nuevos nazis” en Bosnia o en Ruanda.

Cuando Tony Blair fue nombrado Primer Ministro dijo en 1999, que quería introducir un “Día a la Memoria del Holocausto” en Inglaterra e inmediatamente lo utilizó para justificar el bombardeo de la OTAN que se estaba llevando a cabo contra los serbios sobre Kosovo. Entonces, unos 50 años después del llamado Holocausto, los políticos europeos se servían de él en una pirueta histórica rara y sin moral ninguna, donde un llamado símbolo de la maldad humana era utilizado con propósitos políticos únicamente. El Holocausto se ha convertido no tanto en una atrocidad histórica que debe ser entendida y analizada, sino más en una cuestión de ortodoxia religiosa que debe ser aprendida sin discusión.

Esto nos lleva a una situación más allá de cualquier pregunta, algo que las autoridades seculares no estaban preparadas para debatir. La noción de la prohibición, tanto explícita como implícita, a esos que disienten de esta ortodoxia, los negadores del Holocausto, es la consecuencia siguiente y lógica de haber elevado el Holocausto a una pseudo-teología. Algunos de los que aceptan la verdad histórica del Holocausto y la muerte de 6 millones de judíos, sin embargo se oponen a prohibiciones y leyes contra la “Negación del Holocausto” en dos campos muy importantes: uno de principio y otro más práctico. Primero, creen en la libertad de opinión como un principio político fundamental que tiene la virtud en sí misma y por sí misma, independientemente del contenido que se diga. Y segundo porque en la práctica, tratar de manejar un asunto político como la “Negación del Holocausto” a través de prohibiciones sólo puede empeorar el problema, dando posibilidades al cinismo y dando credibilidad a teorías conspirativas.

Nos guste o no, tratar la “Negación del Holocausto” como un crimen es un claro asunto de libertad de expresión. Es una medida de hasta dónde ha caído el histórico principio de la libertad de expresión en que muchos creen ahora que tratar con opiniones adversas debe ser a través de leyes y no de argumentos. Así, un experto en anti-semitismo del gobierno británico y de la Comisión Europea, argumenta que los judíos estarán “mejor protegidos en democracias abiertas y tolerantes que persiguen de forma activa cualquier forma de racismo y odio religioso”. Parece que este experto sólo ve una parte y no ve contradicción en prohibir palabras y perseguir ideas en nombre de la “tolerancia” y la “democracia”. La libertad de expresión es la sangre que da vida a una sociedad civilizada, sin la cual otras libertades dejan de existir. Es también un derecho indivisible que necesita ser defendido por todos. Y para entenderlo realmente, la libertad de expresión debe ser también para esos que son considerados por los medios del sistema como irresponsables o desagradables, como Sócrates que fue ajusticiado por hablar sin que le correspondiese, o Galileo  que murió por sugerir que la Tierra se movía alrededor del Sol, o el cómico francés que he citado más arriba Dieudonne M’Bala M’Bala, prohibido en Inglaterra por “hacer chistes anti-semitas ofensivas”

Por ello, oponerse a la criminalización de la “Negación Holocausto” es un test amargo para esos que creen en la libertad de expresión. después de todo, sólo son las ideas extremas las que deben ser defendidas contra las prohibiciones. Es el espíritu de Orwell cuando argumentaba que “si la libertad quiere decir algo, quiere decir el derecho de decirle a la gente lo que no quieren escuchar”. Es verdad. Los argumentos prácticos contra las prohibiciones a los negadores del Holocausto son hoy tan importantes como antes. la mejor forma de confrontar ideas equivocadas y distorsiones es siempre a través del debate y las pruebas. Buscar el reprimirlas sólo inhibe la búsqueda y la investigación de la verdad. Utilizar una solución burocrática a problemas profundos sociales y políticos con prohibiciones sólo pone las cosas peor. En los últimos tiempos, los gobernantes tanto de Europa como de los Estados Unidos, han tratado de levantar un valla protectora alrededor de la cuestión del Holocausto, tratándolo como una reliquia religiosa que no se puede tocar, re-examinar y de ninguna manera faltarle al respeto sin que caiga sobre uno la ira del sistema.

El Holocausto ha sido y es usado como un instrumento multifuncional de instrucción moral y para llamar a la gente, sobre todo a los jóvenes, ante la amenaza de la maldad. Por ejemplo, bajo el gobierno laborista británico, el Holocausto se ha convertido en el único suceso histórico que es obligatorio en las escuelas públicas. Una generación de escolares británicos han sido instruidos para aprender que el acoso en el patio de recreo puede ser el primer paso para iniciar de nuevo la marcha hacia los campos de la muerte. Un efecto perverso de esta “lluvia” continua sobre las “lecciones” del Holocausto, ha sido invitar a una respuesta más clara todavía. Muchas veces a los escolares se les pide que lean en voz alta el “Diario de Ana Frank”, como si fuese un texto religioso o imaginar lo que sería haber sido un niño en Auschwitz. Y con ello van tragando el Holocausto con lo que creo que se está preparando un terreno fértil para que brote el cinismo...

Cuando a la gente se le niega la posibilidad de discutir seriamente o cuestionarse una ortodoxia oficial de forma crítica, aparecen de pronto las preguntas incómodas. Por ejemplo “¿Por qué siguen con este asunto?” o “Por qué no puedo hablar de ello libremente” o “¿Qué quieren ocultar?”. Como los meapilas, muchos dirán que se lo creen y escucharán los sermones del Holocausto, mientras que adoptarán una mayor cultura rastrera de cinismo. Tratar de proteger la verdad del Holocausto de los negacionistas a través de medidas administrativas e incluso de medidas autoritarias, los gobernantes y jueces están dando pábulo a las teorías conspirativas. Esos que viven por la prohibición, pueden perecer por la misma.

servido por Felipe 1 comentario compártelo

12 Septiembre 2014

CANAL HISTORIA - EL MUNDO EN GUERRA, LOS PERFUMES DE LA HISTORIA

Quería poner en conocimiento de todos los seguidores de mi blog que este lunes 15 de Septiembre a las 22:00, comienza una serie en Canal Historia sobre 6 personajes de la II Guerra Mundial (Tojo, Hitler, Mussolini, Churchill, Roosevelt y Stalin). Participo en ella como especialista en ese periodo de la historia y colaboro con una perfumista ya que se han creado unos perfumes a partir de estos personajes. Ayer 11/9 fueron presentados los perfumes y la serie en la central de Telefónica en Madrid con gran éxito de público y medios.

Espero que os guste. Un abrazo a todos, Felipe Botaya

servido por Felipe 2 comentarios compártelo

9 Septiembre 2014

RAFAEL DE CASANOVA

El otro día tuve ocasión de hablar con un conocido partidario de la independencia de Cataluña que, aunque bastante tocado por el "Affaire Pujol", sigue con sus rollos de libertad, que si el robo histórico y demás chorradas. Su héroe era Rafael de Casanova según proclamaba, al cual rinde tributo cada 11 de Septiembre en su monumento ubicado donde se supone que cayó. Suele llevar una corona al monumento con unos cuantos acólitos que pertenecen, a una "platajunta reivindicativa" de Pineda de Mar, en el Maresme.

Rápidamente le hice la pregunta del millón ¿dónde había muerto Rafael de Casanova?. Me miró incrédulo sin entender cómo podía preguntar algo así si era evidente que había sido en el sitio de la ciudad por las tropas borbónicas en 1714 y defendiendo la libertad de Cataluña y por supuesto su autonomía.

Pronto le bajé del guindo diciéndole que se llamaba Rafael Casanova, sin la "·de", que había huido ligeramente herido de la ciudadela, disfrazado de monje y que había muerto confortablemente rodeado de los suyos en Sant Boi de Llobregat el 2 de Mayo de 1743. Obtuvo el perdón de Felipe V y volvió a ejercer con normalidad como abogado que era su profesión antes de ser "Conseller en Cap". De héroe nada. No daba crédito a lo que yo decía ya que estaban homenajeando a alguien que no se había sacrificado por Cataluña y comenzaba a vislumbrar que algo no encaja con la historia oficial.

Comprendo que sufrir en poco tiempo otro golpe como el del "Affaire Pujol" no tiene que ser fácil para un independentista, pero demuestra el poco conocimiento histórico de esa gente y su capacidad para asimilar como válida cualquier manipulación desde el poder. Ya no entré en que Cataluña jamás fue un país, ni nación alguna y que siempre perteneció al Reino de Aragón, del cual era un principado con salida al mar.

El bando popular que emitió Rafael Casanova también fue otro golpe a este conocido ya que en ningún momento habla de Cataluña como nación y sí como parte de España e insta a los barceloneses a defender la patria. Aquí lo incluyo completo traducido del catalán:

"Se hace saber a todos generalmente, de parte de los tres Excelentísimos Comunes, considerando el parecer de los Señores de la Junta de Gobierno, personas asociadas, nobles, ciudadanos y oficiales de guerra, que separadamente están impidiendo que los enemigos se internen en la ciudad; atendiendo que la deplorable infelicidad de esta ciudad, en la que hoy reside la libertad de todo el Principado y de toda España, está expuesta al último extremo de someterse a una entera esclavitud. Notifican, amonestan y exhortan, representando así a los padres de la Patria que se afligen de la desgracia irreparable que amenaza el favor e injusto encono de las armas franco-españolas, haciendo seria reflexión del estado en que los enemigos del Rey N.S., de nuestra libertad y Patria, están apostados ocupando todas las brechas, cortaduras, baluartes del Portal Nou, Sta. Clara, Llevant y Sta. Eulalia.

Se hace saber, que si luego, inmediatamente de oído el presente pregón, todos los naturales, habitantes y demás gentes hábiles para el ejercicio de las armas no se presentan en las plazas de Junqueras, Born y Plaza de Palacio, a fin de que unidos con todos los Señores que representan los Comunes, se pueda rechazar los enemigos, haciendo el último esfuerzo, esperando que Dios misericordioso, mejorará la suerte.

Se hace también saber, que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican, declaran y protestan los presentes, y dan testimonio a las generaciones venideras, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, quejándose de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida Patria, y extermine todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en esclavitud del dominio francés; pero así y todo se confía, que todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España."

Y finalmente dicen y hacen saber, que si después de una hora de publicado el pregón, no comparezca gente suficiente para ejecutar la ideada empresa, es forzoso, preciso y necesario llamar y pedir capitulación a los enemigos, antes de llegar la noche, para no exponer a la más lamentable ruina de la Ciudad, para no exponerla a un saqueo general que profane los Santos Templos, y al sacrificio de niños, mujeres y a los religiosos. Y para que a todos sea generalmente notorio, que con voz alta, clara e inteligible sea publicado por todas las calles de la presente ciudad.

Dado en la casa de la Excelentísima Ciudad, residiendo en el Portal de S. Antonio, presentes los mencionados Excelentísimos Señores y personas asociadas, a 11 de Septiembre, a las 3 de la tarde, de 1714».

Sin comentarios. Buen 11 de Septiembre. Yo estaré en ¡Madrid!

servido por Felipe 4 comentarios compártelo

9 Agosto 2014

DOS IDEAS POLÍTICAS FRENTE A FRENTE

Creo que puede ser interesante comentar acerca de lo que era cada movimiento político, nacionalsocialismo y comunismo (este último aún existe), que representaron lo más convulso del siglo XX. También creo que mi comentario ha de ser, hasta donde sea posible, alejado de convencionalismos, romanticismos, emociones, amores u odios por uno u otro. Es complicado, pero es necesario hasta donde sea posible.

Por ejemplo, el nacionalsocialismo ha sido habitualmente presentado como una ideología de extrema derecha, mientras que el comunismo lo ha sido de la extrema izquierda del espectro socio-político. Esta es la imagen o idea tradicional que la gran mayoría de personas suscribirían sin dudar.  Incluso podemos encontrar personas que nos dirán en la actualidad que el odio obsesivo de Hitler contra el comunismo era falso porque el nacionalsocialismo alemán no era, esencialmente, diferente del comunismo. Yo no lo creo, veo claramente el comunismo como un régimen totalitario mientras que el nacionalsocialismo fue un régimen autoritario. Esto es importante y hablo de ambos regímenes en tiempos de paz, no de guerra. La guerra cambia las cosas por motivos de fuerza mayor. Por lo tanto me ceñiré a los tiempos de paz de ambos sistemas.

Por ejemplo, en Alemania había iniciativa privada, la gente podía viajar fuera de Alemania sin problemas, los negocios florecían y la sociedad avanzó de forma muy notable en bienestar social y trabajo para todos. Es cierto que no existía apertura política ni habían otros partidos además del nacionalsocialista, y desde luego no se podía abiertamente ir en contra del mismo bajo pena de cárcel según los casos. En la Unión Soviética por el contrario no había iniciativa privada, no se podía viajar al extranjero, todo estaba controlado por el estado de forma férrea y los disidentes eran enviados a campos en Siberia o eliminados directamente.

De todas formas el ver el comunismo o el nacionalsocialismo en términos de “izquierda” o “derecha”, creo que es insuficiente para describir ambos sistemas políticos. Como he comentado antes, el nacionalsocialismo apoyaba el concepto de propiedad privada y economía de mercado, mientras que el comunismo abolió ambas y el estado controlaba la economía a través de una “planificación centralizada”. Bajo el nacionalsocialismo el sistema de producción estaba mayoritariamente en manos privadas y la propiedad privada se respetaba y alentaba. Bajo el comunismo toda la propiedad privada incluyendo granjas, producción fabril e incluso las casas eran propiedad del estado. La única similitud entre los dos sistemas es que ambos fueron considerados como totalitarios en su naturaleza aunque de entre los dos, el nacionalsocialismo era considerablemente más benigno para sus habitantes y eso, para mi, lo convierte en un régimen autoritario. Y esto lo digo por la inexistencia de otras fuerzas políticas al mismo tiempo.

El mismo Hitler explicó lo que significaba el “socialismo” para Alemania en un artículo que apareció en Inglaterra en el “Guardian, Sunday Express” del 28 de Diciembre de 1938 “Socialista yo lo defino desde la palabra “social” y quiere decir “igualdad social”. Un socialista es aquel que sirve al bien común sin perder su personalidad o individualidad o el producto de su eficacia personal. Nuestro término socialista no tiene nada que ver con el socialismo marxista. Marxismo es anti-propiedad, el verdadero socialismo no. El marxismo no le da valor al individuo o al esfuerzo o eficacia individual. El verdadero socialismo valora al individuo y le alienta en su eficacia individual, al mismo tiempo mantiene que su interés como individuo debe estar en consonancia con los de la comunidad. Todos los grandes inventos, descubrimientos, logros fueron al principio el producto de un cerebro individual. Se me acusa de que estoy en contra de la propiedad, de que soy ateo. Ambas acusaciones son falsas”

Los dos sistemas fueron también diferentes en sus objetivos. El nacionalsocialismo bajo Hitler fue un movimiento revolucionario en defensa de la civilización cristiana occidental, mientras que el comunismo fue un movimiento revolucionario dedicado a su destrucción. Harold Cox, miembro del parlamento británico entonces y un estudioso clásico liberal escribió “Lo que los socialistas (comunistas) quieren no es el progreso del mundo como lo conocemos, sino su destrucción de ese mundo como el preludio de la creación de un nuevo mundo a su imagen... Su visión ética es la antítesis de lo que ha inspirado a las grandes religiones del mundo... y hacen una llamada deliberada a las pasiones como la envidia, el odio y la malicia”.

Los judíos comunistas que llevaron a cabo la revolución bolchevique en 1917 y tomaron el control absoluto de Rusia, hicieron todo lo posible para destruir la cultura tradicional cristiana de Rusia y mataron a millones de la mejor parte de la población rusa en su camino. Se ha dicho que el nivel de inteligencia (IQ) del país bajó varios puntos por esta matanza de “inteligencia” y personas preparadas que desaparecieron asesinadas. A través de la Internacional Comunista o Komintern, intentaron hacer lo mismo en el resto de Europa. El objetivo a largo plazo del comunismo que se estableció en Rusia, era el destruir los sistemas políticos de toda Europa y reemplazarlos por repúblicas soviéticas según el modelo ruso. Una vez en el poder, trataron de arrasar a las “clases propietarias”, es decir asesinarlas como había hecho en Rusia. Europa tenía toda la razón para horrorizarse ante la posibilidad de que los comunistas llegasen al poder.

El nacionalsocialismo, se desarrolló a partir de 1918 como un contra-movimiento a las revolución bolchevique y en menor medida contra el sistema parlamentario democrático de la República de Weimar. En un artículo en el periódico del partido nacionalsocialista “Völkischer Beobachter” (El Observador Popular) del 11 de Mayo de 1933 poco después de ser nombrado canciller, Hitler dice "Durante catorce o quince años he proclamado continuamente a la nación alemana, que mi tarea para la posteridad el destruir el marxismo, y esto no es un a frase vacía sino un juramento solemne que cumpliré mientras viva. He hecho esta confesión de fe, la confesión de fe de un solo hombre, de una organización poderosa (Nacionalsocialismo). Sé ahora que si el destino me quiere sacar de este puesto, la lucha será hasta el final; este movimiento lo garantiza. Para nosotros esta no es una lucha que pueda acabarse con un compromiso. Vemos en el marxismo al enemigo de nuestro pueblo que será arrancado de raíz y destruido sin piedad... Por ello debemos luchar hasta el final contra esas tendencias que han devorado el alma de la nación alemana en los últimos 17 años, que han hecho un daño incalculable y que si no hubiesen sido vencidas, habrían destruido a Alemania. Bismarck nos dijo que le liberalismo era el pacificador de la social-democracia. No tengo ni que decir que la social-democracia es la pacificadora del comunismo. Y el comunismo es el precursor de la muerte, la destrucción nacional y la extinción. Nos hemos unido a la batalla contra él y lucharemos hasta la muerte”.

El nacionalsocialismo no salió sólo de la mente de Hitler por generación espontánea ya completamente hecho y a punto, pero sí que él contribuyó enormemente en su formación. Sus detractores, sobre todo propagandistas judíos, presentan la ideología nacionalsocialista como las fantasías de psicópatas pero de hecho, el nacionalsocialismo era coherente y con una excelente base filosófica-social trabajada y preparada por grandes pensadores y estudiosos. Contrariamente a la imagen popular de Hitler, éste fue un pensador y filósofo de primera magnitud. El profesor de historia de la Ball State University de Indiana Lawrence Birkin dice que Adolf Hitler “tenía la facultad de presentar su mensaje de forma atractiva y accesible. El factor más atractivo de la ideología de Hitler fue su entusiasmo. No era meramente su forma de ser, sino que su mensaje levaba una imparable excitación. Fue un Mesías secular proclamando una versión alemana “de la Buena Nueva”. La posibilidad de la reconciliación de clases, los planes para una revitalización nacional, la identificación de un enemigo universal, etc., todo ello removía interiormente a sus audiencias. Hitler hablaba la lengua de los filósofos de la Ilustración, una lengua que casi había desaparecido en los estratos de la “grand intelligentsia”.

A pesar de que ha sido castigado sin descanso como “el más importante racista del siglo XX”, la visión racista de Hitler estaban en armonía perfecta con las corrientes de los siglos XIX y XX del pensamiento europeo. Lejos de ser rara o aberrante, su visión de la raza eran coherente con los occidentalistas más prominentes de las décadas previas a la II Guerra Mundial, como Woodrow Wilson o Winston Churchill, por ejemplo, entre muchos otros.

Contrariamente a la creencia popular, Hitler nunca apoyó ningún programa de engendramiento de una raza homogénea rubia de “super-arios”. Eso fue propaganda. Él aceptaba plenamente la realidad de que el pueblo alemán estaba formado por diferentes grupos sub-raciales y abogaba por  la unidad social y nacional. Hitler pensaba que un cierto nivel de variedad racial era deseable, y un exceso de mezcla racial o al contrario homogeneidad, podía ser dañino porque homogeneizaba y por ello eliminaba los trazos genéticos superiores e inferiores que siempre eran necesarios.

Se acusa a Hitler de haber prohibido a otros partidos políticos y eso fue cierto y los comunistas otro tanto, pero no sólo llegó democráticamente al poder, a diferencia de los jerifaltes comunistas, sino que ya en su programa político y en su primer discurso como mandatario en el Sport Palast de Berlín en 1933, pidió a Alemania cuatro años de total autoridad para acometer los cambios que el país necesitaba y que es exactamente lo que hizo. El pueblo se los concedió.

servido por Felipe 3 comentarios compártelo

4 Agosto 2014

REPATRIACIONES FORZADAS (y 2)

Muchos de los antiguos emigrados habían luchado junto a los aliados en la I Guerra Mundial. El 12 de Enero de 1947, los generales Krasnov y Shkuro junto al comandante alemán de 15 División Cosaca de Caballería, el general Helmuth von Pannwitz, fueron ejecutados tras 19 meses en la espantosa prisión de la Lubianka. Muchos de los demás cosacos y oficiales alemanes de las unidades cosacas también fueron ejecutados. Según el autor “de esta manera, el gobierno británico había sentenciado a muerte sin juicio a oficiales alemanes que habían sido capturados como prisioneros de guerra”.

El Brigadier Geoffrey Musson, que había entregado a estos cosacos a los soviéticos, dijo que había recibido órdenes orales de sus superiores de devolver a los cosacos bajo su control a los comunistas, independientemente de su nacionalidad. Algunos documentos sobre este incidente particular siguen siendo “clasificados” y otros “desaparecieron misteriosamente”. Tolstoy cree que “la entrega de Krasnov y Shkuro y los oficiales en Lienz, no fue algo hecho por un oficial bajo presión sino una operación planificada con mucho cuidado. El motivo fue el cooperar con las fuerzas soviéticas en Austria”. Los oficiales que ordenaron el forzar la repatriación se sorprendieron por la alarma que expresaron sus refugiados al saber que iban a ser transportados hacia el este. El teniente Michael Bayley explicó cómo los campesinos que habían trabajado como trabajadores a la fuerza en granjas alemanas, rogaron el poder quedarse en Alemania. El perplejo oficial británico recibió la explicación de miembros de la División Blindada Polaca de que “está claro que los campesinos rusos estarán mejor fuera de Alemania”.

Otro oficial explicó que el y sus compañeros creían que lo temores de los cosacos no tenían fundamento. La propaganda británica de guerra mostraba a la URSS como “un tipo de estado socialista utópico... y que serían compasivos con toda esa gente a los cuales teníamos que devolver”. A través de la guerra hubo un silencio de las noticias no favorables al sistema soviético y por lo tanto fue una gran sorpresa para los militares que tenían que llevar a cabo las devoluciones, ya que creían que la URSS estaba gobernada por las “4 Libertades” y que los refugiados rusos no debían temer nada de su propio gobierno.

Las protestas contra la política de repatriación se iniciaron en el verano de 1945. El comandante del 2º Cuerpo Polaco, el general Anders, se quejó de que los soviéticos trataban de secuestrar a ciudadanos polacos. El 5 de Julio de 1945, el Vaticano envió una súplica al Foreign Office británico y al Departamento de Estado USA diciendo que miles de ucranianos en occidente no deberían ser enviados a Rusia. John Galsworthy del Foreign Office dijo “No deseamos atraer la atención sobre este aspecto del Acuerdo con la Unión Soviética el cual está, por supuesto, en oposición a nuestra tradicional actitud hacia los refugiados políticos...”

Otras quejas vinieron de los comandantes de ocupación Aliados. En Italia, El Mariscal de Campo Alexander, finalmente le dijo a la Misión Soviética de Repatriación bajo las órdenes del general Basilov, que a él no se le permitiría amenazar a los ucranianos que no quisiesen el regresar a Rusia. También el general Eisenhower veía con disgusto el uso de la fuerza contra los refugiados rusos y prisioneros de guerra. Paró durante un tiempo las operaciones de repatriación y preguntó a  sus superiores en Washington qué hacer definitivamente a este respecto. El Mariscal de Campo Montgomery siguió también este criterio y en el otoño de 1945 ordenó que no se utilizase la fuerza para repatriar a los rusos. A pesar de ello, luego ambos gobiernos asumieron la carga de seguir con esa política de repatriación.

Galsworthy del Foreign Office escribió “Hacía tiempo que asumimos que no podíamos tratar de salvar a los rusos de su gobierno, de todas formas mucho de lo que deseábamos poder hacer era puramente de carácter humanitario”. Desde luego hay que tener cara para decir eso... Tolstoy defiende que los diplomáticos aliados querían continuar la cooperación con los soviéticos en la construcción de un nuevo orden tras la guerra. “Las sugerencias de que la Unión Soviética podría representar una amenaza potencial, a pesar de ser hábilmente presentadas, eran ridiculizadas... los dirigentes del Foreign Office mantenían que las intenciones de Stalin hacia occidente eran buenas y que trabajar cooperando con él era esencial para los intereses británicos. El destino de los rusos cuyo retorno fue forzado por los británicos, fue un infortunado pero inevitable sacrificio por un bien mayor”.

Nikolai Tolstoy ha demostrado que los aliados fueron culpables de no cumplir los principios de la ley británica y de la Convención de Ginebra. Quizás del libro de Tolstoy se puede decir que pone el énfasis en lo que hicieron concretamente los británicos y olvida o menciona mínimamente lo que hicieron los americanos y no sólo con los rusos, sino con los alemanes también. De todas formas es un libro que aporta luz a un periodo tenebroso y de venganza sin sentido que hemos de saber y conocer, para valorar quienes ganaron la guerra y en manos de quién estuvimos desde entonces...

servido por Felipe 2 comentarios compártelo

28 Julio 2014


REPATRIACIONES FORZADAS (1)

Ya he comentado en algún artículo reciente la tragedia de los prisioneros rusos de guerra en manos alemanas que fueron devueltos a la Unión Soviética por los aliados. Muchos de ellos estaban en campos de concentración, otros estaban trabajando en la construcción y otros encuadrados en divisiones al servicio de Alemania, como el Ejército de Vlasov o los cosacos. La tragedia de estos hombres por haberse rendido ante los alemanes empezó en 1943 y llegó hasta 1947 cuando Inglaterra y los USA, devolvieron a casi 2,5 millones de prisioneros y refugiados a la Unión Soviética, sin tener en cuenta sus deseos individuales de futuro. Se añadieron también miles de antiguos emigrantes que habían huido de la revolución bolchevique y de la guerra civil en Rusia, que fueron enviados a la Unión Soviética a la fuerza, e incluso descendientes de rusos que nunca habían vivido en la Rusia.

La repatriación forzada de rusos al final de la II Guerra mundial ha sido tratada en diversos libros que vale la pena que conozcáis, aunque no es un tema popular por lo vergonzoso del asunto y el final del mismo. Ya en 1964 apareció el libro “The East Came West” de Peter Huxley-Blythe.  En 1973 “Operation Keelhaul: The Story of Forced Repatriation from 1944 to the Present”, de Julius Epstein. En 1974 el libro de Nicholas Bethell titulado “The Last Secret: Forcible Repatriation to Russia 1994-1947”. También “Victims of Yalta”de 1977 del Nikolai Tolstoy se sumó a este asunto. Este último autor lanzó un libro de 1978 que complementa el anterior y titulado “The Secret Betrayal” y que creo que es el más completo y actual. Entre 1971 y 1978 se desclasificaron muchos documentos aliados por lo que el libro está sólidamente sustentado, además de información a través de entrevistas y correspondencia con políticos, militares que llevaron a cabo las repatriaciones y víctimas que lograron sobrevivir. En este libro aparece reflejada la participación y culpabilidad de Inglaterra en las repatriaciones forzadas.

Como ya he dicho en artículos anteriores, con la invasión aliada en Normandía en Junio de 1944, miles de prisioneros rusos cayeron en manos aliadas. Muchos eran trabajadores forzados en la construcción del Muro Atlántico para la Organización Todt. Otros eran simples refugiados que vivían en Francia. De todas formas, los aliados se sorprendieron al descubrir que miles de ellos se había alistado en la Wehrmacht. El Ministro de Exteriores soviético Molotov, dijo en Mayo de 1944 que el número de rusos sirviendo en el ejército alemán era “insignificante”. Hoy se sabe que cerca de un millón de ellos se unieron al otros bando. Eso sí, con escasa fortuna militar y con la desconfianza de Hitler. A finales de Junio, el Foreign Office británico decidió repatriar a todos los prisioneros de guerra rusos, sin tener en cuenta las consecuencias de esa política. Y sabían lo que opinaba Stalin de los prisioneros de guerra...

El 24 de Junio de 1944, Patrick Dean, Asistente Legal del Foreign Office, declaró que “De forma debida, a todos esos con los que las autoridades soviéticas desean contactar... serán entregados a las mismas, y no nos preocupa el hecho de que puedan ser ejecutados o de otra forma deberán ser tratados con dureza bajo la ley británica”. La “War Office” tenía otra visión. El SOE (Special Operations Executive, una organización creada en Noviembre de 1940 para fomentar y ayudar a los grupos de resistencia en los países ocupados por los alemanes), había distribuido unos panfletos a los rusos en el ejército alemán, prometiéndoles que los que se rindiesen a los aliados recibirían asilo político si lo deseaban. A pesar de las protesta, la visión militar no pudo imponerse a la del Foreign Office para darle la vuelta a esta decisión unilateral de retornar a todos los rusos a los soviéticos.

El ministro británico de Asuntos Exteriores Anthony Eden fue, según Tolstoy “responsable de iniciar esta política” logrando un acuerdo con los soviéticos para la repatriación en la Conferencia de Moscú en Octubre de 1944. Los USA se unieron a Inglaterra y a la Unión Soviética reafirmando el programa de repatriación de rusos en la Conferencia de Yalta. Sin embargo, nada del acuerdo sobre prisioneros de guerra se refería al retorno de los ciudadanos soviéticos que no habían podido regresar a la URSS. Ni se decía nada de esos que nunca habían sido ciudadanos de la URSS y que se entregaron también a Stalin. Durante el verano de 1944, los ingleses empezaron a entregar a miles de prisioneros de guerra a la URSS. Cuando se les informó de su destino, muchos de los prisioneros se suicidaron. El Foreign Office hizo lo que pudo para suprimir estas noticias sobre los suicidios porque como dice Patrick Dean “esos suicidios podrían causar problemas en Inglaterra”.

Los militares británicos que entregaron a los prisioneros en puertos soviéticos, como en Murmansk o en Odessa, fueron testigos de cómo los equipos de ejecución de la NKVD mataban a los rusos tal como salían de los barcos. Respondiendo a una solicitud de que se debería tener misericordia con aquellos que no deseaban volver a la URSS, Eden escribió que “lo acordado en Yalta debía ser cumplido y no podemos ser sentimentales”. Al tiempo que la guerra en Europa terminaba en Mayo de 1945, otros dos millones de rusos se habían rendido a los ingleses y americanos. Se montaron las llamadas “Comisiones Soviéticas de Repatriación” en la Europa Occidental, gestionadas por agentes de la NKVD y el SMERSH. A veces, los soviéticos decía que Stalin había proclamado una amnistía total. Muchos rusos prisioneros recibían "picaban" y alborozados la noticia de que podían regresar a sus hogares con sus familias. Otros miles tenían claras las consecuencias si caían en las garras de los agentes de Stalin. Algunos pidieron la protección de la Convención de Ginebra sobre los prisioneros de guerra. Otros esperaban instalarse en un país no comunista.

Los británicos usaron artimañas en un esfuerzo de repatriar a los elementos anti-comunistas tan fácilmente como fuese posible. Por ejemplo, al finalizar la guerra, unos 50.000 cosacos estaban en la zona controlada por los ingleses de Austria. Junto a 100.000 georgianos, los cosacos habían luchado con los alemanes contra los soviéticos y se habían retirado con sus familias al interior del Reich hasta el final de la guerra. Cuando se repatrió a los miembros del 15 Cuerpo de Caballería Cosaca, los ingleses les engañaron diciéndoles que serían los primeros en ser enviados a Italia y de allí a Canadá. En otros momentos se utilizaron tropas para reducir a los cosacos desarmados hombres, mujeres y niños y forzarlos a entrar en trenes o camiones. Muchos de ellos mostraban documentos probando que eran ciudadanos franceses, italianos, yugoslavos o registrados como apátridas con pasaportes de Nanssen, obtenidos de la Liga de Naciones.

Uno de los puntos más vergonzosos de esta historia fue la entrega a Stalin de los oponentes al régimen comunista que técnicamente estaban exentos de repatriación por el hecho de que nunca habían sido ciudadanos soviéticos. La definición acordada de “ciudadano soviético” era “una persona nacida o residente antes del 1 de Septiembre de 1939, dentro de las fronteras de Rusia (que no hubiesen obtenido otra nacionalidad o un pasaporte Nanssen de apátrida)...”. Según esta definición, miles que habían abandonado Rusia durante la Guerra Civil y se encontraron bajo control británico al final de la guerra, no deberían de haber sido enviados a la URSS. Entre los miles entregados a Stalin, estaba el viejo general zarista Peter Krasnov, Andrei Shkuro, el líder de caballería que luchó por el Zar, que había sido condecorado por los británicos en la I Guerra Mundial y que había luchado con los alemanes en la 1ª División de Caballería Cosaca. O el líder caucasiano el Sultán Kelech Ghirey.

Los militares británicos informaron a estos hombres que estaba citados a una reunión con el Mariscal de Campo británico Alexander. Se montaron en camiones y se entregaron a los soviéticos en Austria. Como dice Tolstoy en su libro “Incluso las autoridades soviéticas que les recibieron estaban asombradas de los ingleses hubiese incluido a estas personas en las entregas. En Judenberg, el punto de entrega en Austria, el general del Ejército Rojo Dolmatov preguntó sorprendido por qué  eran entregados los antiguos emigrados rusos. Las autoridades soviéticas nunca lo habían solicitado. Los interrogadores del NKVD estaban francamente incrédulos”

servido por Felipe sin comentarios compártelo


Sobre mí

Avatar de Felipe

ENIGMATIKA

London , Reino Unido
ver perfil »
contacto »
Soy Felipe Botaya, nací en Londres en Junio de 1953, durante la Coronation Week. He estado trabajando para compañías nacionales y multinacionales en España, Inglaterra y Oriente Medio. Soy Doctor en Administración y Dirección de Empresas. Siempre interesado en los enigmas de la historia, escribo este blog especializado en las dos Guerras Mundiales y en los libros que he publicado: OPERACIÓN HAGEN; ANTÁRTIDA 1947; KRONOS; KOLONIE WALDNER 555 (estos cuatro en editorial Nowtilus) y NO LE LLAME NEGRO LLÁMELE SUBSAHARIANO (ed. Identidad) deseando compartir con todos vosotros las inquietudes que tenemos acerca de los enigmas históricos y la evolución cultural que rodean a buena parte del S. XX/XXI. Os animo a que enviéis vuestros comentarios sobre estos temas y así enriquecer el blog y nuestros conocimientos. No creo en conspiraciones, creo en las coincidencias... Thoughful skepticism of official claims, is an honorable and essential feature of any free society.

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera